‘Todo empieza en una librería’ es el lema de la campaña que une por primera vez a librerías, editoriales y distribuidoras

Librerías, editoriales y empresas distribuidoras se ha unido para poner en marcha una campaña destinada a recuperar las ventas. Es la primera vez que las principales asociaciones del sector, reunidas en la Asociación de Cámaras del Libro de España, suman fuerzas para realizar una acción conjunta para reactivar su actividad, duramente sacudida por la crisis de la Covid-19. #TodoEmpiezaEnUnaLibrería es el hashtag de la campaña que en todas las lenguas oficiales del Estado (#TotComençaEnUnaLlibreria #DenaHastenDaLiburudendam #TodoComezaNunhaLibraría) dio comienzo el pasado 1 de junio y se desarrollará en las redes sociales a lo largo de ocho semanas.

Los organizadores reconocen y desean poner de manifiesto la importancia de las librerías como eslabón básico de la cadena del libro y punto de conexión entre autores, editoriales y lectores, por lo que su reapertura reactiva todo el sector. Asimismo, a través de la campaña se invita a que lectores y autores compartan vídeos, imágenes o comentarios en los que cuenten qué acontecimiento de su vida ha empezado en una librería, por qué visitarlas es algo único, o que compartan experiencias vividas en estos establecimientos.

Se han creado perfiles con el nombre de la campaña en Instagram, Facebook y Twitter para convertirlos en repositorio de experiencias que permitirán construir una gran historia compartida.

La intención de la Asociación de Cámaras del Libro de España, promotora de esta iniciativa, es darle continuidad durante los próximos dos meses con el objetivo de acompañar y reforzar la reactivación del sector. Asimismo, se ha marcado el reto de conseguir el apoyo de las Administraciones estatal, autonómicas y locales con el fin de poner en marcha durante este tiempo nuevas iniciativas de apoyo al sector del libro y a la reactivación de su actividad.

La crisis en cifras

La industria del libro constituye el primer sector cultural del país por sus datos de facturación, cuenta con un tejido empresarial formado, fundamentalmente, por pequeñas y medianas empresas que garantizan la pluralidad y la diversidad. La paralización de la actividad como consecuencia de las medidas adoptadas para combatir la pandemia ha supuesto un impacto enorme en la facturación del conjunto del sector del libro, estimado inicialmente en unos 1.000 millones de euros, 800 en el mercado interior del libro y 200 en el mercado exterior.

Desde que se desató la pandemia, la Asociación de Cámaras del Libro de España ha reclamado la necesidad de adoptar medidas que contribuyan a paliar estos efectos adversos, entre ellas incentivar en todo el territorio la adquisición de libros a través de la red de librerías, activar un plan de compras para bibliotecas públicas, escolares y universitarias, o la puesta en marcha del bono-libro que, además, sirva para fomentar la lectura entre los españoles.

Descargar imágenes de la campaña.