Mercedes Bouzo, Premio Leyenda 2022: «Mi hija me dejó dos regalos al morir: mis nietos y la editorial»


La Asociación de Librerías de Madrid ha fallado el ‘Premio Libro del Año’ en sus diferentes categorías (ficción, ensayo, álbum ilustrado, cómic y poesía) correspondientes a la convocatoria de 2022. Por primera vez se premia una ópera prima con el ‘Premio Novel Almudena Grandes’. El ‘Premio Leyenda’ de 2022 ha sido para la editora Mercedes Bouzo, de la editorial madrileña de libro infantil Narval.

AzucreEl denominador común de la mayoría de las obras ganadoras es su trasfondo social, han sido escritas por mujeres y en ellas se da voz a los olvidados. Ceniza en la boca, de Brenda Navarro (Sexto Piso), ha sido reconocido por las librerías de Madrid como el mejor libro de ficción; Las que faltaban, de Cristina Oñoro (Taurus), mejor ensayo; Un día con amigos, de Philip Waechter (Lóguez), mejor álbum ilustrado; El club de los libros prohibidos, de Kim Hyun Sook (Sapristi Cómic), mejor cómic; y Todas las veces que el mundo se acabó (Pre-Textos), de Olalla Castro, como mejor poemario.

La convocatoria de 2022 será recordada por inaugurar el reconocimiento de la obra de un escritor novel en memoria de Almudena Grandes, en este caso autora, dado que la primera edición de este galardón –‘Premio Novel Almudena Grandes’–, ha recaído en Bibiana Candia, autora de Azucre (Pepitas de Calabaza). Para su primera incursión en la narrativa, la escritora coruñesa elige un trasfondo histórico decimonónico como escenario para denunciar los atropellos sufridos por 1700 jóvenes migrantes gallegos en la Cuba de 1853. Al recuperar la memoria histórica de los olvidados, se establece cierto paralelismo con la labor que hacía la gran escritora madrileña a través de sus obras.Las que faltaban

La voz de los sin voz en cuatro categorías

En cierta medida, la novela de Bibiana Candia conecta con las obras de otras dos autoras premiadas que, además, pertenecen a la misma generación: Brenda Navarro y Cristina Oñoro. Las tres convocan a través de sus libros a voces que suelen estar silenciadas en el discurso oficial.

Así, el ‘Premio Libro del Año’ en la categoría de ficción ha sido para Ceniza en la boca, novela de la escritora, socióloga y economista de origen mexicano Brenda Navarro, «por la capacidad narrativa de la autora para llevar al lector a la reflexión desde una voz real y auténtica, a situarle en un lugar en el que no hubiera pensado jamás que estaría, y a empatizar con los personajes. Y todo ello desde un punto de vista original y que impacta por la fuerza de sus imágenes». Ceniza en la boca es una novela sobre el derecho a ser tratado con dignidad, sobre el sentido de pertenencia e identidad, y que, al igual que su anterior obra —Casas vacías—, visibiliza la desigualdad de la sociedad, según se desprende del acta del jurado de esta categoría.

Ceniza en la bocaComo en ediciones anteriores, el jurado de la categoría de ensayo también ha querido premiar este año una obra que esté al alcance de todos los públicos, y que dentro de lo divulgativo no le falte rigor. De la obra ensayística de Cristina OñoroLas que faltaban (Taurus), han querido destacar «el ejercicio literario e historiográfico realizado por la autora para recuperar la vida de mujeres que cambiaron el mundo pero que han sido ignoradas. En un relato muy poético, ilustrativo y transversal las rescata para la historiografía».

Todas las veces que el mundo se acabó es el sugerente título del poemario ganador y que firma la granadina Olalla Castro para el catálogo de Pre-Textos. Según el jurado, «la segunda parte es lo más brillante de este trabajo rotundo y contundente, pues contiene una hermosa reflexión poética sobre el modo en que habitamos el lenguaje. Se percibe, además, el intenso trabajo de la autora al liberar cada poema de palabras excesivas». La poesía de Castro también está muy basada en la recuperación de la voz. «Cuando tiene que ver con lo cotidiano, está muy vinculada con las emociones, con lo sensorial, y con el legado de las que nos han precedido», han añadido.

Un dia con amigosPremio para la amistad y para el manga coreano


Como una auténtica joya han considerado los miembros del jurado de álbum ilustrado infantil a Un día con amigos, de Philip Waechter. Además de invitar a disfrutar de los pequeños placeres de la vida, este cuento, protagonizado por cinco amigos «transmite tranquilidad, pausa y una calma especial a la hora de resolver los problemas que se pueden plantear en el día a día. Nadie mejor que los amigos para ayudar a encontrar una solución. Porque no importa lo que hagas, lo importante es la compañía», aseguran.

 Otro aspecto destacable de este álbum, según el jurado, es que ilustración y texto se disfrutan tanto en la lectura en voz alta como en la lectura silenciosa.

El ‘Premio Libro del Año’ en la categoría de cómic ha recaído en un manhwa (manga coreano) que narra de forma autobiográfica el panorama político de la Corea del Sur de los años 80. Para el jurado, El club de los libros prohibidos, de Kim Hyun Sook, Ko Hyung-Ju y Ryan Estrada, es «una obra dura que reflexiona sobre la censura del estado, la represión y la propaganda que recibimos los ciudadanos respecto a las libertades de otras naciones del globo».

Mercedes Bouzo, una gran amiga de las librerías

El Premio Leyenda 2022 ha sido para Mercedes Bouzo (Ourense, 1943) reconocida con este galardón por su trayectoria profesional dedicada a la edición de libros infantiles.

Mercedes BouzoLas librerías de Madrid han querido reconocer el enorme esfuerzo realizado por Bouzo, rescatando el proyecto editorial que inició su hija Eva, fallecida en 2012.«Sin tener un conocimiento previo ni del sector ni del oficio, siempre tuvo clara una perspectiva: tenía que trabajar codo con codo con las librerías a las que no ha dejado de apoyar en todos estos años. Nunca ha dudado en acercarse a las nuevas, proponiendo actividades y pensando en cómo podría ayudarlas mejor». Son palabras de Elena Martínez, librera de Serendipias (Tres Cantos) y vicepresidenta de la Asociación de Librerías de Madrid.

«Sin las librerías las editoriales no podríamos existir», dijo esta editora veterana agradecida al recibir la noticia del premio. «Aunque fuese muy duro al principio, reconozco que mi hija me dejó dos regalos al morir: mis nietos y la editorial», añadió.

La ceremonia de entrega de los galardones será el próximo 23 de febrero, a partir de las 20:00 horas. El escenario elegido pare ello volverá a ser la Biblioteca Regional de Madrid.

Las obras finalistas

En la categoría de ficción, ha sido elegido Quebrada (Las Afueras), de la autora argentina Mariana Travacio, un precioso viaje de amor y de arraigo que recuerda mucho al mejor Juan Rulfo, y en el que también están presentes el dolor y la pérdida. El jurado ha querido destacar que, al igual que obras ganadoras, como Ceniza en la boca y Azucre, «Quebrada cuenta con una mirada diferente la experiencia de la migración, el anhelo de encontrar un lugar en el mundo dejando atrás por obligación espacios de vida y de referencia».

«Un libro importante en su especialidad». Así ha sido definido por las librerías Neurociencia del cuerpo, un ensayo de Nazareth Castellanos, publicado por Kairós. Ha merecido ser finalista por su carácter divulgativo, «y porque, desde el punto de vista científico, trata temas que están en la conversación de manera permanente».

Caramelos mágicos, de Heena Baek, publicado por Kókinos, tampoco ha pasado desapercibido por las librerías de Madrid. Sus álbumes ilustrados siempre despiertan su curiosidad e invitan a ser abiertos al recibirlos, y este no iba a ser menos. Esta obra finalista, esconde una forma novedosa de trabajar la imagen, así como una historia original que destila fantasía y verdad al mismo tiempo.

Los miembros del jurado de cómic han querido poner de manifiesto la diversidad de este género eligiendo como finalista a Piel de hombre, de los autores Hubert y Zanzim, publicado por Norma Editorial a finales de 2021.

Adriana Bañares
poco a poco va afianzándose como voz personalísima en el ámbito de la poesía de nuestro país. Con Urbe capensis (Prensas de la Universidad de Zaragoza), un único poema de unas 50 páginas, valiente, crudo, y tremendamente original, ha resultado ser finalista. «Sobrecoge la clara referencia a la vulnerabilidad de los niños»

La obra que se ha disputado con Azucre el I Premio Novel ‘Almudena Grandes’ ha sido Carcoma, de Layla Martínez, y publicado por Amor de Madre Editoras.