Muchos establecimientos se muestran cautos a la hora de reanudar la actividad de cara al público ante la ausencia de un protocolo claro

Como gran parte del pequeño comercio madrileño, las librerías se preparan para reanudar la actividad, pero esto no significa una apertura de puertas en toda regla.

El próximo lunes, día 4 de mayo, muchos establecimientos atenderán a aquellos clientes que han hecho pedidos en la distancia, bien sea vía online, por teléfono o correo electrónico. Para recibir una atención individualizada deberán pedir cita previa.

Pero esta no será la tónica general. Muchas librerías han decidido esperar a que Madrid pase de la Fase 0 a la Fase 1, el próximo día 11, y dedicarán esta semana a acondicionar sus negocios para así garantizar una atención segura. Son muchos los que están a la expectativa de conocer medidas sociosanitarias claras que provengan de fuentes oficiales.

En otros casos, la apertura de puertas no se llevará a cabo sin antes haber resuelto cuestiones laborales derivadas de la desescalada, como aquellas empresas que han tramitado ERTEs o los autónomos que se encuentran disfrutando de prestaciones por cese temporal de actividad.