La posibilidad de recuperar su formato presencial en El Retiro es todavía incierta

La Comisión Organizadora de la Feria del Libro de Madrid, integrada por editoriales, distribuidoras y librerías, decidió ayer optar por la segundas fechas que se barajaban —entre el 10 y el 26 de septiembre—, para celebrar la 80ª edición de este esperado evento cultural.

Ante la situación sociosanitaria imperante, no es posible asegurar que en la próxima edición se vuelvan a ver las casetas en el Parque de El Retiro, aunque se apliquen las medidas anticovid necesarias que garanticen la seguridad tanto de visitantes como de expositores, ni siquiera si terminará por imponerse un modelo híbrido de feria.

Como hitos reseñables, según el comunicado hecho público hoy mismo por parte de la Dirección, se está trabajando en una historia gráfica de la Feria, que abarca desde el año 1933 hasta nuestros días. La edición corre a cargo de Pilar Eusamio.

En el caso de que finalmente se pueda recuperar el formato presencial con la celebración de los 17 días de Feria en El Retiro, el tradicional sorteo de las casetas tendrá lugar a finales de abril; la presentación del cartel, en junio; y el acto para hacer pública la programación ante los medios, a principios de septiembre.

Según el comunicado, Colombia vuelve a ser el País Invitado de Honor en esta edición.