El jurado ha destacado la “impecable calidad” del proyecto presentado y la dinamización que esta librería imprime al barrio de Malasaña

En su vigésima tercera edición, el Premio Librería Cultural que otorga la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (CEGAL), ha recaído en la librería madrileña Tipos Infames. El jurado de esta edición ha destacado la impecable calidad del proyecto presentado, tanto a la hora de explicar su trayectoria e identidad, como la dinamización que esta librería imprime al barrio de Malasaña, como en los planteamientos actuales y de futuro, según el comunicado de CEGAL.

Con un espacio de 120 metros cuadrados, abierto al público en octubre de 2010, con mesas de novedades y secciones dedicadas a libros recomendados entre la narrativa literaria y la edición independiente, con cafetería y enoteca, y un espacio expositivo en el sótano, —además de una intensa actividad e influencia en entornos digitales—, el proyecto de Tipos Infames ha sido valorado por la defensa de los valores clásicos de una librería (cuidado y selección del fondo, atención al cliente y prescripción), pero con un claro enfoque actualizado, con la librería como lugar de encuentro y de ocio, y de valor añadido a la venta de libros, así como de proyección de futuro.

Como defiende el proyecto presentado —titulado Un clásico moderno—, el jurado destaca que, «desde Tipos Infames se ha apostado por diversificar la actividad librera, articulando un espacio dinámico y abierto a la cultura en todas sus facetas porque siempre, pero aún más en tiempos de crisis, es necesario emprender y apostar por los espacios culturales», añade el comunicado.

El jurado de esta edición ha estado formado por Pilar Álvarez, de Alfaguara (Premio Nacional a la Labor Editorial); Helena Cortés Gabaudan, Premio Nacional de Traducción; Guillermo Busutil, Premio Nacional de Periodismo Cultural; Álvaro Muñoz, librero de La Puerta de Tannhäuser, Premio Librería Cultural 2020; y Feli Corvillo, de Librería Polifemo de Madrid, como librería especializada. Por parte de CEGAL, han supervisado el proceso de selección Sara Sánchez, vicepresidenta de CEGAL, y Juan Marqués, como coordinador de Las Librerías Recomiendan.

Este jurado ha destacado la “impecable calidad” del proyecto presentado, la dinamización llevada a cabo por la librería en el barrio de Malasaña, con una gran cantidad de iniciativas que buscan acercarse al libro y la lectura de una forma más dinámica y abierta (editorial del mes, librero por un día, tres poetas al cuadrado, citas con…), el aprovechamiento de todos sus espacios, como escaparates y sótano, además de su intensa actividad e influencia, tanto en el espacio online (infame de la semana, canela fina) como en medios de comunicación o en colaboración con otras organizaciones.

Tipos Infames: «Sin lectores, las librerías no somos nada» 

Tal y como queda reflejado en el proyecto, «desde un principio supimos que era necesario conservar los valores clásicos de las librerías tradicionales y de ellos hemos hecho nuestro emblema: las recomendaciones y la selección de libros. Sin embargo, creíamos que era necesario hacer de las librerías algo más: convertirlas en un lugar de encuentro y de ocio, conseguir que hubiese un valor añadido a la venta de libros. Y esto es lo que hemos hecho durante los 11 años que llevamos al frente de la librería, pensar y reinventar un modelo centrado en la narrativa literaria y las editoriales independientes, donde toda la oferta cultural formase una unidad. Al inicio de este proyecto, parecía una novedad, pero al cabo de los años hemos podido ver como se iba asentando».

Para Gonzalo Queipo y Alfonso Tordesillas, este Premio es «un anhelo conseguido». Ambos han querido remarcar «el alto nivel de las librerías en España, que se ve reflejada en cada una de las finalistas. Nos gustaría dedicar este premio a cada una de ellas y a todas las librerías que durante la pandemia y las crisis han mantenido su actividad constante. Por supuesto, a nuestras familias y amigos que han soportado nuestros desvaríos e insomnios laborales».

Desde Tipos Infames se han mostrado agradecidos al recibir la noticia y no se olvidan ni de los lectores ni de sus colaboradores: «sin lectores, las librerías no somos nada, nuestro infinito agradecimiento a todos y cada uno de los parroquianos que han paseado física o virtualmente por las estanterías de la calle San Joaquín, 3, y a todas las personas que en los sucesivos equipos han dejado su impronta en el proyecto».

El Premio Librería Cultural comenzó su andadura en 1999 y desde entonces ha reconocido a 22 librerías distribuidas por todo el territorio nacional, y son: Librería Babel (Castellón); Librería Diagonal (Segovia); Librería Cálamo (Zaragoza); Librería Cervantes (Oviedo); Librería Plumier (Alicante); Librería Rafael Alberti (Madrid); Librería Escarabajal (Murcia); Librería Sintagma (Almería); Librería La Mar de Letras (Madrid); Librería Oletvm (Valladolid); Librería Anónima (Huesca); Librería Entre Libros (Jaén); Librería Taiga (Toledo); Librería Los Portadores de Sueños (Zaragoza); Librería Gil (Santander); Librería Cámara (Bilbao); Librería Traficantes de Sueños (Madrid); Librería Canaima (Las Palmas de Gran Canaria); las librerías Proteo-Prometeo (Málaga); Librería La Buena Vida- Café del Libro (Madrid); Librería 80 Mundos (Alicante); y La Puerta de Tannhäuser (Plasencia, Cáceres).

Este galardón, por el que este año competían 15 librerías, está dotado con 6.000 €, y cuenta con el apoyo del Ministerio de Cultura y Deporte, a través de la Dirección General del Libro y Fomento de la Lectura, y su desarrollo y ejecución están vinculados a las ayudas anuales para la promoción de la lectura. Pretende contribuir al reconocimiento público de las librerías como espacio de encuentro cultural y foco de dinamización y difusión del libro y la lectura dentro o fuera de su espacio físico.