Fachada La Buena VidaEl jurado ha destacado la identidad propia, la personalidad, la labor de dinamización cultural que realiza y la implicación con el público joven de este establecimiento

En su vigésima edición, el Premio Librería Cultural ha sido otorgado al establecimiento madrileño La Buena Vida, fundado en Madrid en 2007.

El jurado ha destacado su identidad propia y su personalidad fácilmente  observable por su selección cuidada y variada, así como por el gran número de actos que organiza al año, haciendo que su actividad cultural se traduzca en un modelo de negocio viable. Asimismo, ha resaltado la implicación de La Buena Vida con los jóvenes, a través de la revista que edita, y la importante estrategia de comunicación que despliega con un canal propio de televisión online y una gran actividad en redes sociales.Se trata de “una librería viva, que apuesta por la literatura independiente y de calidad, y que quiere servir de unión entre la sociedad y los creadores, organizando espacios de encuentro”, según palabras de su fundador, el librero Jesús Rodríguez Trueba.

Reconocer la librería como espacio de encuentro cultural y foco de dinamización y difusión del libro y la lectura, así como tener en cuenta el trabajo cotidiano de los libreros, reflejado en el tratamiento del fondo editorial, son los objetivos de este galardón que otorga Cegal (Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros) en colaboración con el Ministerio de Cultura y Deporte. Será entregado en los primeros meses de 2019 y tiene una dotación económica de 9.000 €.

El jurado de esta edición lo han formado personalidades relevantes del mundo del libro, como la escritora Elvira Lindo, los periodistas Daniel Gascón y Lara López, y los editores Jan Martí, Carlota del Amo y Elena Ramírez, así como por miembros de la junta directiva de Cegal.

En palabras de Juancho Pons, presidente de Cegal y del jurado del Premio Librería Cultural, “con este premio reconocemos las librerías como espacios de prescripción y encuentro cultural a la vez que reivindicamos el papel de la lectura como elemento central en la educación. La Buena Vida y todas las librerías que en estos casi 20 años han optado al premio, son espacios imprescindibles y de referencia en este sentido”, según un comunicado emitido por este colectivo.